Photo
freeyourssoul:

☯✿ follow me for more ☯✿ 

freeyourssoul:

☯✿ follow me for more ☯✿ 

Source: freeyourssoul
Text

Parece increíble que las mejores cosas de uno mismo salgan a flote cuando nos dan o nos damos en la madre.

Aprendemos a amar, a levantarnos, a apreciar todo lo que no veíamos por tener los ojos enfocados en algo, que el miedo a veces no es miedo sino mero instinto de supervivencia. Aprendemos a agradecer.

Me tomó un rato recordar todo lo que había pasado, lo que me había traído hasta donde estaba; decepcionada, enojada con nadie más que conmigo misma y con el rímel corrido tras estar con el caballero de la armadura oxidada que me exigía dejara de llorar para que no pudiese sentirse “peor” de lo que ya se sentía, para poder irse a recoger las cosas que había dejado olvidadas en algún lugar, sin quedar como un completo idiota por dejar sola a una de las mujeres que por un breve tiempo estuvo presente en su vida y que ahora lloraba como una niña después de su confesión.

A veces se te olvidan cosas importantes a lo largo del camino, estamos tan ocupados siendo egoístas, capturando mariposas que terminan siendo palomillas, persiguiendo lo que por su propio peso cae o queriendo ser perfectos para alguien más… que cuando caemos de otros pedestales se nos olvida qué tan alto y sólido era el propio hasta que se vuelve ajeno.

Casualmente, mi vida está llena de eventos afortunados en medio de uno desafortunado y para bien o para mal esta ocasión no sería la excepción. Una persona muy amada decidió hacer acto de presencia unas horas después del incidente, solo para recordarme todas esas veces en las que aunque he caído, siempre ha estado ahí alguien para ayudarme a levantarme y sacudirme… siempre hay alguien que me ha demostrado su amor incondicional a pesar de que yo haya estado una que otra vez esperando ver otro rostro.

Esto vino a recordarme una lección enorme aprendida a mis 18 años de edad y que entre pasiones y desventuras se me fue olvidando, nunca me voy a cansar de decir lo bendecida y afortunada que soy de tener esos rostros constantes a mi lado, que aún en la distancia se encargan de enseñarme una y otra vez que las almas gemelas no son como las esperamos, ni quienes esperamos.

Hoy como siempre, no vengo a maldecir a nadie. Aunque he de admitir que disfruto mucho de los calificativos que usan algunos de los que me quieren para llamar al individuo que según ellos “osó romper mi corazón una y otra vez hasta con mi permiso”, hoy vengo a recordar que quien está o quiere estar, está presente aún a kilómetros de distancia, que quien te quiere te lo demostrará a capa y espada, que la inmadurez no es algo que se pueda juzgar pero sí algo que se puede contagiar, que no soy un ángel y jamás pretenderé serlo porque está increíble ser un humano y poder regarla a gusto, aprender y arreglarla después… y sobretodo es un recordatorio de que he caído de mejores pedestales, del mío por ejemplo.

image

Photo
La mejor respuesta del mundo.

La mejor respuesta del mundo.

Source: thefuckingkurt
Text

Años pasaron para conocer a la dama de piedra, dueña de la antorcha que alumbra una de las ciudades más hermosas del mundo. Y todos esos años de espera valieron la pena al ser una de las pocas veces en las que mis ideales se quedaron cortos. Quería registrar cada edificio en mi memoria para jamás olvidar el nudo en la garganta que sentí cuando apenas aterrizaba.

Tan casual encontrarte cantantes de blues cantando desde lo más profundo de su alma en Central Park, diseñadoras que extra-explotan su creatividad con tal de vender sus creaciones y a falta de local, usan un camión como boutique, extranjeros que dejaron un día su raíz para encontrarse con un destino mejor que el que su propia nación le ofrecía.

No hay algo que no puedas hacer aquí, no hay sueño que parezca imposible.

Sólo apreciarlo con tus propios ojos te permitirá entender tantas letras dedicadas a esta gran ciudad.

New York… ni siquiera el egoísmo, apaga tus luces.

Photo
Photo

b-cycle:

Coulisses du Défilé du Ballet de l’Opéra de Paris

Source: b-cycle
Video

"Why won’t you believe in it 'till it's gone?”

Video

Una canción perfecta. Y bueno… es Beck <3

Video

Ayer Oasis publicó en su fanpage que publicaría algo hoy a las 9 am, quienes somos fans o simplemente teníamos la curiosidad indagamos para ver de qué se trataba… unos creyeron lo que así fue: un relanzamiento de sus tres primeros álbums con motivo del aniversario número 20 del “Definitely Maybe” y el lanzamiento de su nuevo website, otros soñadores y fieles seguidores esperaban que anunciaran que los hermanos Gallagher por fin habían hecho la paces (otra vez) y habría un reencuentro. Lo cierto es que han dejado un legado no solo en mi vida sino en la de muchos.

Esta es en mi opinión una de sus mejores canciones, quiero dedicarla al adiós y al hasta pronto… porque nunca voy a entender porqué es necesario decirlo en ocasiones, porque lo único que sé es que es parte de la vida y de un plan maestro al que todos estamos destinados.

¡Hasta pronto, Cristal y Miguel! Su felicidad es mía también, los quiero muchísimo siempre.

Text

Nombres no han faltado para nombrar a cada una de las generaciones que hemos visto desfilar; la generación Y, la X, los DINK’s, los PINK’s, los baby boomers… y cuando uno piensa que ya no hay más para sacarse llega la “Generación C” o como a Google le gusta llamarle: la “Generación Youtube”.

Pero… ¿quiénes forman parte de este movimiento? Son jóvenes que prácticamente crecieron con el internet como lo conocemos ahora, crecieron con redes como Facebook, Twitter e Instagram, no tuvieron que pasar por un proceso de adaptación.

Siempre están online, comunican absolutamente todo, son parte de una comunidad y todo el tiempo generan contenido de una u otra manera… todo esto lo logran con un solo click. Pero no se dejen engañar, esta generación no es comandada por un rango de edad, puede incluir miembros de la generación X, Y y sobre todo la Z, más que nada basándose en la forma de comunicarse y el consumo de contenido.

¿Cómo los identificamos?

Son una llave maravillosa de word of mouth, te sueltan de una manera increíblemente fácil qué tanto les gusta o disgusta una marca, son multitasking y tienen la necesidad de consumir cómo, cuando, dónde y lo que ellos quieran… y para ello tienen la accesibilidad y la facilidad de hacerlo. Claro… tienen un smartphone o en su defecto una tablet (no me sorprendería que ambos).

Se estima que en USAgeneran un valor de compras a través de su capacidad de generar tendencia que ronda los $ 500.000 millones al año… ¿Ven la importancia de voltear a verlos?

Las 4 C’s de la generación C:

- Curación: 7 de cada 10 sabe qué compartir para generar valor o ganar algún tipo de aceptación social. Ejemplo: Los tuitstars.

- Creación: 9 de cada 10 postea algo en alguna de sus redes sociales como Instagram, Twitter, Facebook o Youtube (genera contenidos).

- Conexión: Siempre están conectados. ¿Lo primero que haces al despertar es revisar Facebook, Whatsapp o Twitter? Bueno, ahora entendemos que Zuckerberg tuvo más que apoderarse del mundo, como razón para comprar Whatsapp.

- Comunidad: 7 de cada 10 realizan las dos primeras C’s con la única misión de crear o aumentar sus propias comunidades (sentido de pertenencia).

¿Cómo llegar a ellos?

1.- Las marcas deben perder la vergüenza. Esta generación cuenta absolutamente todo, no en vano son conocidos por ser “exhibicionistas digitales”. Cuentan qué comieron, a dónde fueron, qué vieron. qué piensan… Imagina toda la información que puede haber detrás de esto para una marca.

2.- Trato personalizado. No hay mensajes comunes, ellos dicen qué quieren y cómo lo quieren.

3.- El proceso de la compra es un proceso social. Gánate su confianza y véndeles algo que realmente valga la pena pagar.

4.- Adaptar nuestro actual embudo de clientes a algo nuevo y dinámico. Recuerda que no solo tenemos que ganar su confianza, también tenemos que lograr que hablen bien de nosotros.

Una vez que sabes quiénes somos parte de la generación C… ¿te identificas con nosotros?image

Fotografía por: @paolamaldonado

Extracto de: El blog de Ogilvy & Mather. "¿Quiénes son la generación C y cómo logro conectar con ellos?"